space_r.gif (807 bytes)

INTRODUCCION A LA ASTROLOGIA
Cortesia Instituto Gente Natural*

La astrología afirma que el Sol, la Luna y los planetas influyen vitalmente en los asuntos humanos. Durante siglos, la astrología fue casi inseparable de la indagación sobre el universo que hoy llamamos astronomía. En los países técnicamente avanzados casi ha desaparecido la influencia de la astrología. Pero es todavía muy apreciada en algunos países orientales. Y ha tenido lugar un resurgir general del interés por lo astrológico, así como por la posibilidad de que esté relacionado estrechamente con los ritmos biológicos detectados por la investigación científica, que actualmente se lleva a cabo de manera más seria y sistemática.

Los objetivos de la astrología

La lectura de algunos periódicos puede dar la impresión de que los astrólogos intentan predecir el futuro. Pero la verdadera astrología tiene poco que ver con "lo que presagian las estrellas". Los astrólogos serios sólo pretenden indicar unas tendencias que cabe evitar o propiciar actuando adecuadamente.

Los astrólogos basan sus deducciones en las posiciones aparentes de los cuerpos del sistema solar y utilizan las estrellas únicamente como puntos de referencia. Al dibujar los mapas astrológicos o los horóscopos, se toma la Tierra como punto central. Este planteamiento geocéntrico es bastante razonable, dado que los astrólogos sólo pueden hacer sus observaciones desde la Tierra. Ningún astrólogo moderno cree realmente que la Tierra sea el verdadero centro del universo.

Dado que los planetas (y la Luna) se mueven aproximadamente en el mismo plano, parecen estar confinados a una determinada región del firmamento, formando una cinta conocida como el zodiaco. El zodiaco se divide en 12 partes o signos iguales, que tienen nombres de constelaciones. Estas son:

Aries (Carnero). Taurus (Toro), Gemini (Gemelos). Cancer (Cangrejo), Leo (León), Virgo (Virgen). Libra (Balanza), Scorpio (Escorpión). Sagittarius (Arquero), Capricornus (Capricornio), Aquarius (Aguador) y Pisces (Peces).

Los nombres y la forma de las constelaciones no tienen ningún significado y sólo son puntos de referencia. Además, el "equinoccio vernal" o primer punto de Aries; el punto por donde el aparente camino del Sol, o eclíptica, corta el ecuador celeste ya no está en la constelación de Aries, como ocurría en el año 900: se ha desplazado a la vecina constelación de Písces. Esta llamada precesión no altera los signos astrológicos.

Cuando formulan un horóscopo, los astrólogos localizan la posición exacta del Sol la Luna y los planetas en el momento preciso del nacimiento del individuo; para esto también es importante conocer el lugar de nacimiento. Se supone que la configuración celeste obtenida determina, por caminos desconocidos. las características personales de individuos nacidos bajo su influencia, de un modo parecido a como la luna produce las mareas. Aunque nadie afirmaría que todos los nacidos bajo el signo de Libra, por ejemplo, tienen una personalidad similar, algunas estudios estadísticos indican tendencias que concuerdan con el saber astrológico.

El marco histórico

Es probable que la astrología occidental naciera en Mesopotamia. Las tablas planetarias más antiguas que se conocen datan de meditados del siglo -VII. La antigua astrología babilónica no estaba orientada directamente al individuo. Se interesaba por grandes acontecimientos, como guerras, inundaciones y eclipses, y por su posible efecto sobre el rey, que encarnaba las asuntos del Estada y el bienestar de la colectividad. La tradición Mesopotámica pudo haber pasado a Egipto y, a través de Oriente Media, a la India, desde donde llegaría a China y al resto de Asia. Hacia el sigla -IV, las griegos comenzaran a reformular el sabor astrológico en el contexto de sus propias tradiciones. Popularizaran un método de esclarecer el destino de los individuos partiendo del momento del nacimiento. Se atribuye a Ptolomeo (h. 90-168) el primer manual de astrología compilado en Occidente: el Tetrabiblos. El modo como explicó y racionalizó los planetas. las casas y los signos del zodiaco ha variado poco desde entonces,

Tras lo desintegración del Imperio Romano, los árabes se convirtieron en las máximos exponentes de la astrología y la astronomía. Para calcular sus horóscopos y otros mapas, necesitaban conocer con gran exactitud las posiciones de las estrellas y los movimientos de los planetas. Esto les llevó a dibujar tablas de movimientos planetarias, así como catálogos de estrellas, que mejoraban todo la hecho por las griegas. Con el redescubrimiento de la tradición helénica en Europa, durante los siglos XV y XVI, la astrología pasó a ser una de las ciencias más importantes en las universidades europeas.

De Copérnico a la era espacial

Este interés fue disminuyendo con los grandes descubrimientos astronómicos que se fueron sucediendo desde los tiempos de Nicolás Copérnico (1473-1543), quien demostró que el Sol, y no la Tierra era el centro del sistema planetaria. Al invento del telescopio siguieron los trabajos de Isaac Newton (1642-1727), cuyo libro Principia sentó las bases de la astronomía moderna. Pero, a pesar de que la Tierra ya no se consideraba como lo más importante de todo el universo, los principios básicos de la astrología permanecieron inalteradas. Newton y Copérnico estaban muy interesadas por la astrología.

space_r.gif (807 bytes)
space_r.gif (807 bytes)
Regreso >
Puedes visitar su pagina web en http://perso.wanadoo.es/astrolar/inicio.htm

relacionados.gif (2695 bytes)
Banner





Tirada Gratis de Tarot
Tirada de Runas Vikingas

Tarot
Tarot Gratis
Horoscopo Semanal
Horoscopo Diario
Horoscopo Hoy
Runas Gratis
Horoscopo Gratis
Tirada de Tarot
Tarot Gratis
Horoscopo Chino
Lista completa de artículos

Caracteristicas de los signos

 

Como seducir a ellos y ellas

 

Compatibilidad entre signos
Tu signo:
La otra persona:
Curso Grátis de Astrología China